Los rusos viendo la serie “Chernobyl”

Los rusos viendo la serie “Chernobyl”

Bandera Roja sobre el Reichstag de Chernobyl

Yo vi la primera serie. Sin dudas es un placer estético: todo lo soviético es genial – uniformes, ropa, carros, peinados… La URSS fue otra civilización con su propia estética muy relevante. La gente soviética está mostrada de una manera heróica: todos entienden todo y actúan de la manera más altruista (los rusos de hoy ya no son capaces para eso: la calidad humana bajó mucho en función de la degradación de las elites).

Todos los servicios estatales en la serie funcionan como un reloj. Hoy se queman los bosques, los clubes nocturnos y los shoppings y eso parece una rutina (156 muertos en el club “Caballo cojo”; 60 muertos, de ellos 37 niños, se quemaron vivos en el incendio del shopping “Cereza de invierno”). No hay bomberos suficientes para apagar estos incendios y luego no hay investigación adecuada para encontrar a los culpables (incluso a los culpables los pueden galandronar por su “caridad”)… Los espectadores rusos de la “Chernobyl” fijan en todo eso y tienen mucho en qué pensar.

Los liquidadores de la catástrofe según la serie salvaron no solo la URSS, sino Europa también. La bandera roja enarbolada sobre el reactor parece la bandera de la URSS subida por los soviéticos sobre el Reichstag, – dice el politogolo Boris Kagarlitskiy. En el cine putinista los gestos pro soviéticos de tal envergadura son imposibles. Es un motivo constante de las reseñas rusas – en Rusia de Putin tales películas son impensables. Llegamos a tal bajeza que la clásica rusa (Tolstoi), la historia soviética (Chernobyl), los temas soviéticos, como el cosmos, hoy son más estimados en Occidente.

Los directores putinistas también tratan de filmar algo heróico, incluso con la misma lógica de HBO (“la gente era buena, pero el sistema era fatal”), pero siempre les sale una porqueria irrentable y asquerosa (con eso el cine putinista más rusofóbico como regla está financiado por el estado).

También es curioso que tanto para los patriotas como para los liberales la serie “Chernobyl” parezca un mockumentary.

La línea central de la serie es una mentira. El “profesor Legasov” (se suicida al inicio de la serie) nunca fue silenciado en la URSS, Valeriy Legasov presentaba su análisis de la catástrofe al nivel del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), tuvo todo el apoyo de Politburó, – escribe la revista de hipsters “Snob”, portavoz de la oligarquia rusa. – Su informe ante el OIEA fue el triunfo de su vida. Publicaba sus críticas en las revistas y periodicos oficiales “Comunista”, “Pravda”, etc. Su depresión clínica y el suicidio son más explicables por el conflicto con los colegas, constructores de los reactores (no con el estado!), también por las causas de la salud. Atención: V.Legasov tuvo 2 intentos de suicidio, después del 1er intento fue tratado, el 2do intento lamentablemente tuvo “éxito”.

La idea clave de la serie es que los soviéticos quieran esconder la tragedia. Es ridículo. En 24 hrs fueron organizados miles de buses para evacuar una ciudad completa, como se podía esconder eso?! – se sorprenden en masa los liquidadores de la catastrofe.

En ruso para decir “mariconada” (perdón!) decimos “kliúkva”. Kliúkva es una baya roja del Norte, acida, la usamos para hacer refrescos de verano. Es una baya muy pequeña. Un publicista ruso del siglo XIX, burlándose de los estereotipos franceses, escribió una parodia de un reportaje típico sobre Moscú: como un francés “descansó aquí en la sombra de una kliúkva ramosa”. Lo que es imposible, porque es una baya del tamaño de guisante. KGB, balalaika, AK-47, osos – todo eso es “kliúkva”.

La serie “Chernobyl” es una “kliukva” de 99% (el helicóptero sí, cayó, pero no al inicio de la liquidación, sino 5 meses más tarde, el 2 de octubre). Los soldados andan por todas partes, donde ellos no hacen falta, KGB es omnipresente (aunque los disidentes de la época de Gorbachov se ríen a carcajadas, porque la KGB ya trabajó de otra manera, eso fue plena Perestroika, – como lo nota el mismo Boris Kagarlitskiy, disidente con la experiencia carcelaria de la Perestroika). Los mineros-nudistas, los funcionarios y cientificos vestidos de smoking, observando el incendio desde los techos, los soldados, escoltando a cada ciudadano de la URSS, mares de vodka. KLIÚKVA.

En resumen concluimos que la serie no esta solo contra la URSS (los espectadores de HBO se vuelven solcialistas, votan por Bernie Sanders y comienzan a sospechar que la URSS era genial), como tambien la serie esta contra la industria atómica (talvez que por eso la gente soviética no fuera tan satanizada por HBO, incluso el sistema soviético parece mas o menos normal – con sus defectos como en cualquier país. El mensaje de la serie es que la gente es buena, el sistema es malo y la industria atómica es diabolica!). HBO quiere un mundo de “El Juego de los Tronos”, una nueva edad media – gobiernos de oligarquia, plebes privadas de la propiedad y del poder, molines de viento y burros.

Además la compañia rusa ROSATOM es el último refugio del intelecto en Rusia descerebrada por los gobiernos de Yéltsin y Putin. La ROSATOM no fue privatizada y guardó sus competencias más altas en el mundo. Y como las materias primas se están acabando, mientras la energia verde cada vez es más cuestionable, seguirá creciendo el interés por la energia atómica. Es muy probable que uno de los objetivos principales de la serie de HBO sea el futuro atómico del mundo y el miedo de la competición con la ROSATOM.

No se les ocurrió a los “autores” a filmar una serie sobre la catástrofe en Three Mile island o en Fukushima. Sin hablar de Bhopal*. Eligieron el tema de Chernobyl, porque Rusia tiene la ROSATOM y porque Rusia y su pasado heroico de la URSS estan de moda, como nunca!

Lea más: Chernobyl como un brand.

Ver críticas de los liquidadores reales de la catástrofe (en resumen: cada segundo de la serie es una mentira, todo era mucho mas serio y más inteligente): https://www.youtube.com/watch?v=DwM2xdVzn6Y

*150-600 mil muertos en Bhopal vs 4 mil muertos en Chernobyl. Por supuesto nadie sabe nada de Bhopal, donde la gerencia de la empresa estadounidense Union Carbide demostró la irresponsabilidad clásica del primer mundo. No hubo evacuación organizada, ni ayuda médica de urgencia, ni condolencias, ni disculpas. La relación estadounidense fue infrahumana, los pobres indios morían en sus favelas como moscas (3 mil personas se murieron en un momento, 150-600 mil más tarde, en Chernobyl – 4 mil personas se murieron en total según los datos de la Organización Mundial de Salud para el año 2004). Es importante que en Chernobyl se trataba de las tecnologías más altas, de un desafío para toda la humanidad, cuando en Bhopal todo fue primitivo, claro y por eso no hay justificación ninguna. El gobierno soviético respecto a Chernobyl fue transparente, evacuación fue rápida, la liquidación fue realizada por el voluntariado de toda la URSS. Había crowdfunding popular para superar la tragedia. Los liquidadores del desastre en Chernobyl fueron heroizados y recibieron los privilegios y las pensiones especiales. Lo que nunca seria posible en los EE.UU. o en Inlgaterra.


Moscú de Pímenov

celebracion_del_1_de_mayoEl pintor más costoso de las ventas rusas de Sotheby ha sido Yuri Pímenov: su lienzo “Celebración del 1 de mayo” (1950), valorado por los expertos en unos 500 mil dolares, fue vendido por más de 1,5 millónes al establecer un nuevo récord para el arte ruso. No se sabe quien sería el dichoso comprador, pero a juzgar por lo que en 2011 el Pímenov “más barato” fue comprado por el oligarca Petr Áven (“terapeuta de choque” en los 90 y frecuentador de la lista Forbes en presente), se puede suponer que habría sido uno de los “nuevos ricos” rusos. De todos modos entre los admiradores de Pímenov hay sepultureros de la URSS y es algo extraño, ¿no? Es como si los maníacos o asesinos en serie coleccionaran las fotos de sus victimas.

Es que la biografía de Pímenov representa una traectoria ejemplar de un pintor soviético: pasó su niñez en la Galería Tretiakov, junto con Deyneka graduó en la Vjutemas, después fue uno de los creadores de la Asociación de los pintores de caballete (así llamados “stankovisti”, expresionistas soviéticos, que cantaban la realidad de la URSS) y con años Pímenov pasó al neoimpresionismo. Como su tema favorito fue la vida cotidiana de la capital de la URSS, con frecuencia lo llaman el cantante del nuevo Moscú (es decir del Moscú soviético).

Al mismo tiempo mientras los oligarcas se pelean en las subastas por conseguir un Pímenov, las compañías medianas se apuran a apropiarse de las marcas comerciales soviéticas – resulta que los ciudadanos de Rusia y de las demás 14 ex repúblicas prefieren los productos soviéticos a los extranjeros – sobre todo si hablamos de los productos alimenticios, porque su calidad queda insuperable por las marcas extranjeras. Esta situación llega al absurdo cuando unas compañías extranjeras se cubren con las marcas soviéticas para mejorar sus índices en Rusia.

Así que la nostalgia en ruinas de la URSS es universal: se apodera tanto de las víctimas, como de los criminales, tanto a nivel del circo, como a nivel del pan.

01_una_manana_corriente

Una mañana corriente

02_ventana_primaveral

Ventana primaveral

03_barrio_de_mañana

barrio de mañana

03_primeras_lechuguinas_del_barrio_nuevo

primeras lechuguinas del barrio nuevo

05_nuevo_moscu

el nuevo Moscú (en ruso “Moscú” tiene genero femenino)

06

***

08_carretera_de_frente

carretera de frente

09_chaparron

el otoño de 1945

12_inicio_del_amor

inicio del amor

14_fronteras_de_la_ciudad_en_movimiento

fronteras de la ciudad en movimiento

15_boda_en_la_calle_de_mañana

boda en una calle de mañana

16_carreteras

carreteras

17_numeros_nuevos

numeros nuevos

18_luces_de_la_universidad

luces de la universidad

21_mañana_del_nuevo_dia

el amanecer de un día nuevo

24_Suburbios_de_Moscu

suburbios de Moscú

25_caminos_de_la_vida

caminos de la vida

27_muchacha_pensativa

muchacha pensativa

30

***

33_senderos_hacia_los_buses

senderos hacia los buses

36_florista

Florista

37_paraguas_transparente

paraguas transparente

38_antes_de_los_bailes

antes de la discoteca

39_en_almacen

en almazén

40_Marusia, es la hora de almorzar

¡Marusia! Es la hora de almorzar

40_ventanas_de_mañana

Ventanas de mañana

43_en_tren_suburbano

en tren suburbano

10177457_773519296115305_543316659136831671_n

un bosquecito de abedules, suburbios de Moscú