COVID-19, “una gracia de Dios”

COVID-19, “una gracia de Dios”

Como es sabido, la OMS recomienda: 1) testar y 2) aislar a los enfermos.

Tests de COVID-19

1) Rusia heredó de la URSS uno de los mejores sistemas de la seguridad biológica. Así que la producción de los tests del COVID-19 es satisfactoria. La Agencia Federal de Salud y Consumo trabaja bien en este aspecto. Gracias a las potencias y competencias de un instituto siberiano de la herencia soviética (Vektor) ya en enero Rusia comenzó a producir los tests. Y Rusia comparte sus tests con decenas de países. Ahora aparecieron otros actores en el mercado de los tests: privados, ruso-japoneses, etc. Pero la parte fundamental es del estado. Pueden comparar:

1,63 millones de tests en Rusia (145 millones de la población) – 1%

3,25 millones de tests en los EE.UU (328 millones) – 0,9%

0,52 millones de tests en Corea del Sur (51 millones) – 1%*, pero aqui testaron super rápido y además mostraban los focos de infección online, avisando a la población.

1,7 millones de tests en Alemania (83 millones) – 2%

También se usa bastante en Rusia la TC (Tomografia Computarizada, solo para confirmar la pulmonia, como un sintoma clave). 

Cuanto más tests hacemos, menos peligroso se ve el COVID-19. En la provincia de Moscú ya son 50% de los casos confirmados, que no tuvieron síntomas (a muchos los hospitalizan por la pulmonia terrible, mostrada con TC, pero sus tests de COVID-19 son negativos, así que la estadística hasta ahora provoca muchas dudas!). Pero poco a poco estamos llegando a 80%, pronosticados por la OMS, que no tienen síntomas. Y si hicieramos los tests masivos de anti cuerpos, que mostrarían que ya pasamos por la epidemia en otoño de 2019?

Tests del grupo gobernante

2) Lamentablemente respecto al aislamiento vemos un caos y trastrueques cotidiano. Una consecuencia de la degradación moral de la sociedad rusa, del desorden económico y del “double thinking” político.

Es sorprendente que la base material rusa todavía esté muy bien preparada: Rusia está mejor equipada que Europa y los EE.UU. con los ventiladores de pulmones. Moscú despliega una red de las TC ambulatorias. Una de las explicaciones es que se puede robar mucho con la compra de los equipos caros, por eso a pesar de la reducción del personal médico, hubo inversiones en la modernización del equipamiento.

El número de los médicos, de las clínicas y de los hospitales fue “optimizado” (con mucho orgullo y con charlatanería justo en vísperas de la pandemia!), pero Rusia todavía tiene “bastantes” médicos y hospitales por 10 mil personas (un poco menos que Alemania, pero mucho más que los EE.UU.)

https://www.who.int/data/gho/data/indicators/indicator-details/GHO/medical-doctors-(per-10-000-population)

https://data.worldbank.org/indicator/sh.med.beds.zs?end=2015&start=1960&view=map&year=2013

O sea Rusia tiene el “hard” para neutralizar el virus (tests, médicos, hospitales, equipamiento, inteligencia digital (potencias de Yandex, satélites de GLONASS)...

El problema es nuestro “soft”.

La confianza de los rusos en sus hospitales y médicos es relativamente baja: 

https://www.statista.com/statistics/1071631/trust-levels-towards-hospitals-clinics-in-select-countries/

Y con razón!

Una gran tragedia es que según la Agencia de Salud y Consumo un 55% de los focos de COVID-19 en Rusia han sido los establecimientos médicos! Eso no encaja en la cabeza.

Falta de conciencia de los médicos, de las comunicaciones críticas: médicos lineales – ministério regional – ministerio federal, una gran falta de la protección de los médicos, falta de los protocolos de recepción, falta de las salas preparadas adecuadamente, etc. Suena absurdo… Es como correr de un bombardeo a un refugio antiaéreo para pisar una mina terrestre allí.

Además se formaron las filas de las ambulancias en los hospitales de Moscú, porque no había personal administrativo para registrar a los enfermos.

Todo eso es un gran fallo del Ministerio de Salud y del grupo gobernante, que estuvo optimizando (destruyendo) la medicina soviética todos los 20 años de su “mandato”.

Las medidas de autoaislamiento y salvoconductos en Moscú también fueron ejercidas a la buena de Dios: por la sobrepoblación faraónica de la capital y por la intransparencia de su economía. El rastreo de los infectados y la cartografia de los focos no se hacían.

La economía extractivista de Rusia grosso modo columpia entre la venta del petróleo al extranjero por un lado, y las importaciones masivas + la construcción de viviendas en Moscú por otro lado (de estadios para la Copa también, de lo que sea, pero construir, construir, construir).

En torno de las obras de construcción aparecen todos los demás empleos: profesores, médicos, hipsters-barberos, alco-mercados, todo el sector de servicios…

Además las construcciones moscovitas absorben a millones de los inmigrantes de las ex repúblicas soviéticas, cuyo paro puede provocar una explosión del crimen en Moscú y una oleada de las revoluciones en Asia Central. Por eso Moscú nunca ha sido parado en serio.

No importa que las decisiones de la alcaldía de Moscú han sido inconsecuentes o incompatibles. Lo importante es que cualquier desición sería poco factible por la política de 20 años de la concentración de la gente en Moscú: 30 millones de personas, a juzgar por los usuarios de la telefonía móvil y por la producción de las aguas negras, 2 veces más de los datos oficiales. A pesar del autoaislamiento bastante cumplido, las carreteras igual fueron llenas de carros (el trafico bajó, pero solo 3 veces). Cuando al cabo de 2 semanas de la cuarentena introdujeron los permisos para salir, su control inadecuado provocó un tráfico en el metro y sólo agravó la situación.

Resumiendo:

Un 55% de los focos de la epidemia en Rusia han sido los establecimientos médicos. Es un diagnóstico a la política de la “optimización” de la Salud. Es lógico esperar la investigación de los funcionarios responsables.

La cuarentena de Moscú provocó un choque económico, mientras su efecto anti epidémico es cuestionable debido a la específica de sobrepoblación y la falta de control (no hay ni ética alemana, ni un estatismo hasta los huesos como en China). Es lógico esperar la renuncia y el arresto del alcalde de Moscú.

La ayuda del gobierno a la gente parada por la pandemia ha sido mucho más pobre que en otros países de Europa. El gran sector informal no puede contar con ayuda ninguna, es el principal desafío para el gobierno: un 40% de la población de la edad laboral está precarizada por trabajar en la sombra. Sería lógico esperar por lo menos la aclarización de tal situación.

Fuentes del optimismo:

Igual que durante la Primavera Rusa de 2014 tanto los opositores, como el oficialismo han movilizado un movimiento de voluntariado para ayudar a los médicos, recolectando el dinero para comprar o producir la protección, la comida, etc. 

El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa calificó el virus como una “gracia del Dios”, o sea una inspiración para revisar los valores.

Y es dificil desacrodar con el patriarca. 

Esperamos que el virus ponga en claro el crimen de la sobrepoblación de Moscú, desafiante para la seguridad nacional (biológica o la que sea, es tan evidente, que hasta el actual Ministro de Defensa apoya la idea de trasladar la capital).

Esperamos que el hecho de la degradación de la medicina a pesar de su buen equipamiento lleve al reconocimiento de la falta de la democracia/comunicación entre los expertos, los profesionales, los ciudadanos irritados y el estado. La iniciativa molecular está tan pisada por el gobierno, que las “buenas ordenes” de arriba se cumplen abajo de la manera terrible y como es inacpetable la crítica y no hay comunicación con los jefes, no se puede moderar el cumplimiento inadecuado a tiempo…

Gracias a las sanciones por reintegrarse con la Crimea el grupo gobernante de Putin se concentró en las aventuras gasopetroleras. La desigualdad latinoamericana de los rusos fue compensada con ciertos paquetes de limosnas para los más jorobados. Según T.Piketty la desigualdad en Rusia de Putin subió al nivel de 1905. La idea fue construir un “imperio energético”. Parecía bastante racional. Además durante la bonanza petrolera y hasta durante la estagnación petrolera los rusos en su mayoría de alguna manera conseguían vivir sin estado. Pero con la caída de la economía extractivista la desigualdad se manifiesta dramáticamente. Y es difícil imaginar que la desigualdad descompensada pueda inspirar una economía nueva, superior al mero saqueo de las materias primas.


Moscú Sin Gluten

Cada dia Moscú está más “europeo” (en el buen sentido de la palabra). Hoy cociné la papilla de sémola y en la etiqueta leí que el trigo contenía de alérgenos el gluten. Fijé en eso, porque una cliente mía está preocupada por la cuestión de gluten en Moscú. Así que ella me envió un texto interesante al respecto, que parece un poco arrogante y obsoleto, pero puede ser útil: “Rusia sin gluten“.

Por un lado los autores escriben, que en Rusia nadie tiene idea del concepto “sin gluten”, por el otro lado ellos fijan que en las cadenas principales de supermercados siempre hay góndolas de los productos “sin gluten”:

Moscú sin gluten

San Petersburgo sin gluten

La buena noticia es que según los “singlutenologos” la mayor parte de los platos típicos rusos no llevan el gluten. Los autores ponen los platos rusos “tradicionales” entre comillas, inculcando la idea, que estos platos vienen de otros países pertenecientes a la extinta URSS, pero en la lista de los platos rusos ellos no pudieron mencionar nada “ajeno”: puros platos rusos (aunque es verdad, que en nuestra cocina cotidiana cocinamos también algunos platos georgianos, uzbecos, etc., pero siempre sabiendo que son platos de estos países, el khinkali no puede ser ruso, la palabra misma es georgiana, pero está bien, los rusos estamos acostumbrados a las impertinencias de los extranjeros acomplejados).

Sopas, ensaladas y pescado han sido la base de la cocina del campesinado ruso y probablemente nuestra alta “singlutenización” está causada por la política de los Romanov, que simplemente exportaban todo el trigo al extranjero (el trigo fue su café y banana). Así que vivan los borsch, schi, ujá, ensaladas, pescado, caviar y trigo sarraceno (los rusos lo llamamos el “trigo griego”/”grechka”, es un trigo básico de los rusos, la subida de su precio puede provocar una revolución, es super saludable y en Europa se vende solo en las tiendas orgánicas más TOP)!

Leer más:

Slow Food Russo


Los rusos viendo la serie “Chernobyl”

Bandera Roja sobre el Reichstag de Chernobyl

Yo vi la primera serie. Sin dudas es un placer estético: todo lo soviético es genial – uniformes, ropa, carros, peinados… La URSS fue otra civilización con su propia estética muy relevante. La gente soviética está mostrada de una manera heróica: todos entienden todo y actúan de la manera más altruista (los rusos de hoy ya no son capaces para eso: la calidad humana bajó mucho en función de la degradación de las elites).

Todos los servicios estatales en la serie funcionan como un reloj. Hoy se queman los bosques, los clubes nocturnos y los shoppings y eso parece una rutina (156 muertos en el club “Caballo cojo”; 60 muertos, de ellos 37 niños, se quemaron vivos en el incendio del shopping “Cereza de invierno”). No hay bomberos suficientes para apagar estos incendios y luego no hay investigación adecuada para encontrar a los culpables (incluso a los culpables los pueden galandronar por su “caridad”)… Los espectadores rusos de la “Chernobyl” fijan en todo eso y tienen mucho en qué pensar.

Los liquidadores de la catástrofe según la serie salvaron no solo la URSS, sino Europa también. La bandera roja enarbolada sobre el reactor parece la bandera de la URSS subida por los soviéticos sobre el Reichstag, – dice el politogolo Boris Kagarlitskiy. En el cine putinista los gestos pro soviéticos de tal envergadura son imposibles. Es un motivo constante de las reseñas rusas – en Rusia de Putin tales películas son impensables. Llegamos a tal bajeza que la clásica rusa (Tolstoi), la historia soviética (Chernobyl), los temas soviéticos, como el cosmos, hoy son más estimados en Occidente.

Los directores putinistas también tratan de filmar algo heróico, incluso con la misma lógica de HBO (“la gente era buena, pero el sistema era fatal”), pero siempre les sale una porqueria irrentable y asquerosa (con eso el cine putinista más rusofóbico como regla está financiado por el estado).

También es curioso que tanto para los patriotas como para los liberales la serie “Chernobyl” parezca un mockumentary.

La línea central de la serie es una mentira. El “profesor Legasov” (se suicida al inicio de la serie) nunca fue silenciado en la URSS, Valeriy Legasov presentaba su análisis de la catástrofe al nivel del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), tuvo todo el apoyo de Politburó, – escribe la revista de hipsters “Snob”, portavoz de la oligarquia rusa. – Su informe ante el OIEA fue el triunfo de su vida. Publicaba sus críticas en las revistas y periodicos oficiales “Comunista”, “Pravda”, etc. Su depresión clínica y el suicidio son más explicables por el conflicto con los colegas, constructores de los reactores (no con el estado!), también por las causas de la salud. Atención: V.Legasov tuvo 2 intentos de suicidio, después del 1er intento fue tratado, el 2do intento lamentablemente tuvo “éxito”.

La idea clave de la serie es que los soviéticos quieran esconder la tragedia. Es ridículo. En 24 hrs fueron organizados miles de buses para evacuar una ciudad completa, como se podía esconder eso?! – se sorprenden en masa los liquidadores de la catastrofe.

En ruso para decir “mariconada” (perdón!) decimos “kliúkva”. Kliúkva es una baya roja del Norte, acida, la usamos para hacer refrescos de verano. Es una baya muy pequeña. Un publicista ruso del siglo XIX, burlándose de los estereotipos franceses, escribió una parodia de un reportaje típico sobre Moscú: como un francés “descansó aquí en la sombra de una kliúkva ramosa”. Lo que es imposible, porque es una baya del tamaño de guisante. KGB, balalaika, AK-47, osos – todo eso es “kliúkva”.

La serie “Chernobyl” es una “kliukva” de 99% (el helicóptero sí, cayó, pero no al inicio de la liquidación, sino 5 meses más tarde, el 2 de octubre). Los soldados andan por todas partes, donde ellos no hacen falta, KGB es omnipresente (aunque los disidentes de la época de Gorbachov se ríen a carcajadas, porque la KGB ya trabajó de otra manera, eso fue plena Perestroika, – como lo nota el mismo Boris Kagarlitskiy, disidente con la experiencia carcelaria de la Perestroika). Los mineros-nudistas, los funcionarios y cientificos vestidos de smoking, observando el incendio desde los techos, los soldados, escoltando a cada ciudadano de la URSS, mares de vodka. KLIÚKVA.

En resumen concluimos que la serie no esta solo contra la URSS (los espectadores de HBO se vuelven solcialistas, votan por Bernie Sanders y comienzan a sospechar que la URSS era genial), como tambien la serie esta contra la industria atómica (talvez que por eso la gente soviética no fuera tan satanizada por HBO, incluso el sistema soviético parece mas o menos normal – con sus defectos como en cualquier país. El mensaje de la serie es que la gente es buena, el sistema es malo y la industria atómica es diabolica!). HBO quiere un mundo de “El Juego de los Tronos”, una nueva edad media – gobiernos de oligarquia, plebes privadas de la propiedad y del poder, molines de viento y burros.

Además la compañia rusa ROSATOM es el último refugio del intelecto en Rusia descerebrada por los gobiernos de Yéltsin y Putin. La ROSATOM no fue privatizada y guardó sus competencias más altas en el mundo. Y como las materias primas se están acabando, mientras la energia verde cada vez es más cuestionable, seguirá creciendo el interés por la energia atómica. Es muy probable que uno de los objetivos principales de la serie de HBO sea el futuro atómico del mundo y el miedo de la competición con la ROSATOM.

No se les ocurrió a los “autores” a filmar una serie sobre la catástrofe en Three Mile island o en Fukushima. Sin hablar de Bhopal*. Eligieron el tema de Chernobyl, porque Rusia tiene la ROSATOM y porque Rusia y su pasado heroico de la URSS estan de moda, como nunca!

Lea más: Chernobyl como un brand.

Ver críticas de los liquidadores reales de la catástrofe (en resumen: cada segundo de la serie es una mentira, todo era mucho mas serio y más inteligente): https://www.youtube.com/watch?v=DwM2xdVzn6Y

*150-600 mil muertos en Bhopal vs 4 mil muertos en Chernobyl. Por supuesto nadie sabe nada de Bhopal, donde la gerencia de la empresa estadounidense Union Carbide demostró la irresponsabilidad clásica del primer mundo. No hubo evacuación organizada, ni ayuda médica de urgencia, ni condolencias, ni disculpas. La relación estadounidense fue infrahumana, los pobres indios morían en sus favelas como moscas (3 mil personas se murieron en un momento, 150-600 mil más tarde, en Chernobyl – 4 mil personas se murieron en total según los datos de la Organización Mundial de Salud para el año 2004). Es importante que en Chernobyl se trataba de las tecnologías más altas, de un desafío para toda la humanidad, cuando en Bhopal todo fue primitivo, claro y por eso no hay justificación ninguna. El gobierno soviético respecto a Chernobyl fue transparente, evacuación fue rápida, la liquidación fue realizada por el voluntariado de toda la URSS. Había crowdfunding popular para superar la tragedia. Los liquidadores del desastre en Chernobyl fueron heroizados y recibieron los privilegios y las pensiones especiales. Lo que nunca seria posible en los EE.UU. o en Inlgaterra.


  • -

Esquí de fondo en Rusia

El esquí de fondo es un deporte de culto en Rusia gracias a su popularización en la época de la URSS. En los tiempos soviéticos la alta moral y cultura física eran condiciones indispensables para la construcción del comunismo. Y para un país-madre de invierno fue lógico que el esquí se volviera un deporte nacional.

Primero, después de la Guerra Civil el esquí de fondo se popularizaba por los comandantes del Ejército Rojo, y luego por el hecho de incluir las carreras en esquí al programa de la educación físico-militar “Listo para el Trabajo y Defensa”. El esquí de montaña no fue tan popular, porque cerca de las urbes no había montañas, además la idea era encontrar algo fácil y al mismo tiempo genial (no hay montañas, pero siempre podemos hacer pistas con los elementos de montañas, aprovechando del relieve con barrancos, etc.). Al mismo tiempo la adicción al esquí de los rusos coincidió con el desarrollo del Norte (un verdadero tesoro de Rusia). Es que en el Norte no había otras atracciones. Así nació una de las bases más importantes del esquí ruso (tanto alpino, como de fondo) en el macizo de Jibiny, cerca de la ciudad nueva, cuyo nombre habla por sí solo: Apatity. Así Jibiny se volvió un “Davos ruso”, un “Klondike de nieve” (8 meses dura el invierno aquí!). En 1927 los soviéticos ya brindaron el primer paso internacional en esquí: “la pista de amistad” conectó Moscú con Oslo!

En los años 1970 en la URSS había más de 3 mil estadios y más de 6,5 mil bases de esquí. Esquiaba todo el mundo: los cosmonautas, las estrellas de cine, músicos y bailarinas.

Hoy los VIP del putinismo si esquían, hacen el esquí de montaña, que actualmente es un deporte muy elitista – ellos alquilan las cordilleras completas, mientras la mayoría de los rusos ni pueden viajar a estos lugares, donde un par de noches cuesta más que un salario mensual de un ruso medio (el lugar más famoso de esta lista es Sochi, sede de los Juegos Olímpicos en 2014).

Como soy de Siberia, adoro el esquí de fondo, pero si antes en la ciudad de mi niñez ir a esquiar fue la cuestión de salir de mi edificio, hoy tendría que caminar mucho o tal vez ir en auto: la ciudad creció, mi edificio ya no es el último, detrás apareció un barrio nuevo con una autopista de circunvalación. En Moscú es más complicado todavía: los parques grandes están en los quintos infiernos, el número de bases de esquí se redujo mucho (una base de esquí no es una mera escuela con un vestuario aquecido, también es personal con los equipos especiales, responsable por el mantenimiento de las pistas de los niveles diferentes). Otro desafio de Moscú es que su invierno no es tan frío y estable, como en Siberia. Ya a mediados de febrero la nieve se pone tan caprichosa y abrasiva, que estoy desesperado por no poder esquiar (a veces paso semanas completas sin esquiar).

No obstante el esquí sigue siendo bastante popular tanto en Moscú, como en Rusia. Cuando el 1 de enero de 2019 fui a esquiar (en Moscú), pensé que estaría solo en el bosque, pero resultó que el bosque estaba lleno de los esquiadores. Es muy buena señal.

Es que después del colapso de la URSS la depresión era tan alta, que muchos rusos dejaron de preocuparse por su salud. Subió el alcoholismo y el tabaquismo, el último sigue siendo fatal en Rusia (por el consumo de alcohol estamos mejor que los países bálticos). Otro factor del descuido de la salud ha sido el paternalismo: si antes el estado regularmente se preocupaba por la salud de los ciudadanos mediante los chequeos obligatorios, vacunación, un sistema de balnearios, etc., hoy al estado y a las empresas les dá igual la salud de los empleados: los exprimen hasta cierta edad y luego los echan a la calle, como en todo el mundo (tal vez con la exclusión de los países semi socialistas, tipo los escandinavos). La esperanza de vida cayó y al mismo tiempo poco a poco la gente comenzó a cuidarse por su salud de la manera individual. Y los rusos vuelven a esquiar, a patinar y a ganar en las competeiciones internacionales.

Estoy tan entusiasmado con el esquí de fondo, que a los clientes, que vienen en invierno siempre les ofrezco a esquiar (son horas extra grátis, pero igual voy a esquiar, mejor en compañía), por supuesto, que los esquí de alquiler (muy barato) no son tan buenos, como los esquí mimados en casa con parafinas, pero igual dan la impresión de las diversiones típicas de los rusos.


  • -

Rusia ha elegido su brand turístico.

Primero la Agencia de Turismo, Rostourism, mediante un concurso popular recibió más de 10 mil diseños de la gente común y corriente, y luego (después de horrorizarse) según los informes para la prensa, solicitó la ayuda de las empresas gráficas profesionales. Así, de unos 30 conceptos ganó el más vanguardista, o sea el más soviético (como todo lo más chulo de los últimos años del arte visual en Rusia pos soviética, recuperada después de la mamarrachada vulgar y mediocre de los años 1990).

Al mundo y a los rusos no les interesan solo Anastasia, Doctor Zhivago, águilas mutantes, oscurantismo de la iglesia, esvásticas euroasianas y otro morbo. El mundo y los rusos son orgullosos de la URSS, que fue el punto culminante de la historia rusa, y de allí viene la identificación vanguardista del país.

El eslogan para el diseño: “Rusia es todo el mundo”!


Las fotos de un turista estadounidense, que viajaba mucho por la URSS

Hace poco hablé con una colega de la generación de los años postguerra y la doña me comentó que antes (en los años 60, 70, 80) había mucho más turismo que hoy, sólo venían las naciones que ahora no pueden disfrutar del turismo: polacos, checos, húngaros, rumanos, búlgaros, yugoslavos – pero no solo turistas de la órbita de la URSS, sino también turistas del “mundo capitalista”. Y los paquetes turísticos de antes eran mucho más ricos que hoy: Transiberiano, Cáucaso, Crimea, Asia Central, unas 2 semanas y no un par de dias como ahora. No hablamos de que los mismos rusos viajaban mucho (hoy su movilidad bajó bastante).

O sea son necios los que hablan del autoaislamiento de la URSS. Tampoco se puede hablar de la incomunicación cultural.

Es muy interesante que la industria de la URSS producía en masa las radios de onda corta para captar las emisiones de los países más lejanos. No es de sorprender que en los países del bloque del Este las bandas tan sofisticadas como Uriah Heep, King Crimson, Yes, Pink Floyd, etc. fueran más populares que en el mismo Occidente! Ideológicamente se afirmaban el internacionalismo, aprendizaje de lenguas, abertura cultural [1.]…

Los años 50, 60 eran un punto culminante de la historia rusa, usando las palabras del “nietzsche ruso” – Konstantin Leóntiev, eso fue el período de la “complejidad floreciente”. Las fotos diapositivas de Thomas T. Hammond, un turista estadounidense [2.], reflejan muy bien este espíritu del crecimiento desenfrenado.

Fijese que se trata de un pueblo que recién ganó la guerra mas cruel de la historia de la humanidad: la URSS resistió sola contra toda la Europa movilizada por el fascismo, la guerra devastó la parte europea de la URSS y solo unos años después de la Victoria la URSS llegó a la prioridad en la cosmonáutica, industria atómica sin hablar del campo cultural.

  1. recomendamos el libro de Alexei Yurchak “Everything Was Forever, Until It Was No More: The Last Soviet Generation”.
  2. Hammond no fue un turista simples, fue un enemigo de la URSS, uno de los promotores profesionales de la guerra fria y es irónico que la URSS fue absolutamente abierta para este tipo de hombres, no les tuvo ningún miedo. Mientras a los simpatizantes de la URSS los perseguían y marginalizaban en los EE.UU., la URSS sin ningún problema dejaba viajar por su tierra a sus propios enemigos… http://www.ctevans.net/Historians/Hammond.html

Vea el álbum de Thomat T. Hammond aquí:

Fotos de un turista estadounidense, que viajaba por la URSS

Posted by Guia de Moscú, Guia de Moscou. Private Tours in Spanish/Portuguese on Tuesday, July 4, 2017


  • -

Como los turistas sobreviven los inviernos rusos?

No se puede imaginar el centro de Moscú sin la sala de calderas de la MOGES – Planta Eléctrica Estatal de Moscú.

#paseodebarco #moscu #kremlin

A post shared by Guía de Moscú (@guiademoscu) on

La MOGES es una encarnación genial del proyecto de la modernización de V.Lenin:

“El comunismo es el poder soviético más la electrificación de todo el país”.

Siendo una de las primeras plantas eléctricas de Rusia, la MOGES fue modernizada de la manera radical en los años 20 y se volvió una central no sólo eléctrica sino también térmica. Gracias a la MOGES no solo podemos recargar las pilas de nuestros móviles sino también no morimos de frío en la Armería del Kremlin, podemos visitar con confort los shoppings “GUM”, “Mundo Infantil”, disfrutamos de la ópera en el teatro “Bolshoi”. ¡El centro de Moscú como tal es un hábitat humano solo gracias a nuestra bella MOGES!

La calefacción en la URSS fue centralizada, así que ella no es autónoma como en Occidente o como en la época de los zares, cuando cada edificio tenía su propia caldera y chimenea (hablamos de las ciudades, donde vivía solo un 20% de la población rusa). Hasta hoy mismo ustedes pueden ver estas chimeneas divisar del techo del Hotel Nacional o de cualquier otro edificio antiguo, pero las chineneas no están en función. Poco a poco este sistema de despilfarro de recursos y de contaminación ecológica se puso en vías de extinción. En los países fríos del Occidente también aconteció eso – sobre todo después de la crisis de petróleo de los 1970.

Ahora las plantas electrotérmicas rusas (heredadas de la URSS) producen la electricidad y al mismo tiempo calientan el agua, que por un sistema de tuberías lleva el calor a los radiadores de cada apartamento y cada habitación de su hotel. Las tuberías parten de las plantas y culebrean por debajo del nivel del congelamiento de la tierra, suministrando el agua caliente, indispensable en condiciones del invierno.

La MOGES se encuentra en la orilla del río Moskva y parece un gigantesco barco de vapor, que navega por el río principal de la capital de Rusia.

En 1924 la MOGES protagonizó un evento musical muy especial – “Sinfonía de Sirenas”. El músico Arseni Avraamov preparó un soundtrack bastante original para la celebración urbana del Séptimo Aniversario de la Revolución de Octubre de 1917. Los instrumentos de la “Sinfonía de Sirenas” fueron las chimeneas de las fábricas, bocinas de los trenes, chiflos de buques, disparos de fusiles… El director de esta “orquestra total” se encontraba en el techo de la MOGES para que todos los participantes pudieran verlo de ambas orillas del río Moskva, su batuta fueron las banderas de señales. Tocaron “La Internacional”, “Varshavianka”, “La Marseillaise”… Existe una grabación de la “Sinfonía de Sirenas”, realizada 2 años antes antes en Bakú.

Extraido del libro “Las Cien Mejores Obras Maestras del Vanguardismo Arquitectónico Soviético”. S.O.Jan-Magomédov:

“La sala de calderas de la MOGES es una obra característica del estilo del “constructivismo armonizado”, fenómeno secundario de la escuela neorrenacentista de I.Zholtovski, quien intentaba introducir incluso en las formas de la nueva arquitectura los métodos de armonización de la composición característica del orden arquitectónico clásico. Zholtovski y sus discípulos llevaron a cabo estos experimentos formales en la esfera de la arquitectura industrial.

Fueron proyectadas y construidas algunas obras industriales al estilo del “constructivismo armonizado”, entre las cuales la sala de las calderas de la MOGES la que mayor interés despierta.

Es especialmente expresiva la fachada principal del edificio, en cuya construcción compositiva se pueden observar los métodos de los órdenes arquitectónicos. Los miradores vidriados apareados – algo semejante a poderosas semicolumnas – son concluidas con un original cornisamento en forma de franja horizontal con balcón de galerías y con un ritmo de ventanas cuidadosamente regulado: sobre cada par de miradores hay una ventana horizontal, y sobre los entrepaños de los miradores hay dos pequeños vanos cuadrados. Toda la composición es coronada por tubos que se dilatan hacia arriba (sobre cada par de miradores hay un tubo).

Si le encantan las histórias geniales del proyecto soviético, las tenemos en “cantidades industriales”. Bienvenido a Moscú y disfrute de nuestra página oficial, manejando el buscador.

    Su nombre/Seu nome

    Su email/Seu email (requerido)

    ¿Cuantas personas son/Quantas pessoas são

    Mensaje/Mensagem


    120 paquetes turísticos para El Mundial 2018

    Category : Uncategorized

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia presentará en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (FITUR) nuevos circuitos y paquetes diseñados para los hinchas que acudan a la Copa Confederaciones 2017 y el Mundial de Fútbol 2018.

    “Del 18 al 22 de enero se ofrecerá información actualizada sobre los productos turísticos de Rusia, entre ellos las rutas diseñadas especialmente para los visitantes de la Copa Confederaciones 2017 y el Mundial 2018″, señaló este lunes el Ministerio ruso de Cultura en un comunicado. En total se elaboraron 120 paquetes que además de la asistencia a los partidos, permitirán a los hinchas recorrer los lugares de interés histórico, cultural y ecológico del país. Entre los circuitos destacan el Collar de Plata de Rusia, Anillo de Oro, la Gran Ruta de la Seda y la Gran Ruta del Té.

    Rusia acogerá por primera vez en su historia la Copa Confederaciones del 17 de junio al 2 de julio de 2017. En 2018 el país albergará su primer Mundial de Fútbol con partidos que se jugarán entre el 14 de junio y el 15 de julio en Moscú, San Petersburgo, Kazán, Kaliningrado, Volgogrado, Nizhni Nóvgorod, Samara, Saransk, Rostov del Don, Ekaterimburgo y Sochi.


    2018: GOOOOL gol gol gol!

    255070Si usted compra los tiquets para la Copa en Rusia, usted obtendrá un fan-ID, que le cubrirá igual que una visa y le dará el derecho de venir 10 dias antes del primer juego y irse de Rusia 10 dias después del último juego.

    Atención! El transporte público de las rutas para los estadios en las ciudades sedes de la Copa va a ser grátis.

    La Doble Atención! El parlamento de Rusia (Duma) ofreció a subsididar también los trenes entre 11 ciudades sedes de la Copa! Es muy probable que los trenes también sean gratis para los aficionados al futbol.

    Bienvenidos a Rusia en 2018!

    Visa-free entry is a done deal!

    1430161734-da9b9e0f76fb06dae3fd5e06175d043a


    Chistes sobre sureños

    000057Los puntos de la crítica en cuanto al Cáucaso son el machismo, fanfarronería, corrupción, inclinación a la delincuencia, nepotismo y la falta de educación. Sin embargo, los armenios estan un poco a parte – su historia, el genocidio y la dispersión masiva en el siglo XX, su carácter pujante, todo esto de vez en cuando provoca pararlelos entre ellos y judios. Al mismo tiempo los armenios de Armenia (es decir, aquellos que no pertenecen a la diáspora, la cual es bastante hermética) no se diferencian mucho de los demás caucásicos dentro del “humor sureño”.

    Armenios y Georgianos:

    Un armenio y un georgiano salen del restaurante. Recogen del guardarropa sus abrigos.
    El armenio da 500 rublos de propina y dice: “Quédate con el cambio”.
    El georgiano da un mil: “Quédate con el abrigo”.

    Se esta murierndo un armenio viejo. Sus niños estan a su lado.
    – Padre, estas muriendo. Dinos, ¿como vivir después?
    – Cúiden a los judios…
    – Pero que estas diciendo, padre? Dinos, ¿como vamos a vivir sin tí?
    – Hijos mios, cúiden, por favor, a los judios…
    – Pero que tiene que ver con los juidos. Toda la vida vivimos en Armenia. Somos armenios. Dínos, ¿como vivir en esta vida?
    – Escúchenme, hijos mios, a su vijeo padre. Cúiden a los juidos… Cuando ellos acaben con los judios, la tomarán con nosotros.

    Un georgiano visita a su amigo.
    – ¡Genatzvali (así se dirigen a las personas en Georiga: una especie del “señor”, aunque al pie de la letra significa algo como “alma mía”)! ¡Genatzvali, compra la fábrica! Es una muy buena fábrica! ¡Oye, compra la fábrica! Siempre sobrecumple el plan, tiene 3 órdenes del Heroe del Trabajo Socialista…
    – Pues, genatzvali, si la fábrica es tan buena, ¿para que la vendes?
    – A tí, como al amigo de confianza, te puedo decir: quiero comprar un comité del PCUS del nivel regional.

    Niko-Pirosmani-7En un restaurante un georgiano se acerca a la mesa de una pareja joven:
    – ¡Genatzvali, querido amigo! ¡Permíteme invitar al baile a tu reina!
    – ¡Por favor! Claro, que si.
    Pasa un rato.
    – ¡Hermano! ¡Permíteme invitar al baile a tu princesa!
    Y así sigue la historia: a la condesa, etc. mientras la muchacha no lo interrumpa indignada:
    – ¿Y porque no me preguntan a mí? ¡¿Tal vez que yo no quiera bailar con ustedes?!
    – ¡Y tu, puta, cállate, mientras los dzhiguites estén hablando! (dzhiguit – hábil jinete del Cáucaso).

    Un joven georgiano escribe una carta de Moscú a su casa: “¡Mis queridos papá y mamá! Me instalé muy bien en el apartamento. En la unversidad también todo va bien. Tengo solo un incoviniente: voy a la Universidad en carro, cuando los demás estudiantes van en trole”… Pronto llega la respuesta de Georgia:
    – ¡Querido hijo! Nos alegra, que estes bien. Por el carro no te preocupes. Te mandamos un poco de dinero – cómprate un trole y ve a la universidad como todo el mundo.

    rjnp142_catpageUn geogriano va en un viejecito “Moskvich” (una de las marcas de carros más económicos en la URSS).
    Lo adelanta osadamente un nuevo “Volga” (el carro casi más lujoso para la época soviética), el “Volga” se para, cruzando el camino, y del “Volga” baja un georgiano vestido de moda y dice:
    – ¡¿Porque estas deshonrando la nación?! Hace solo un año que yo salí de la carcel y mira ¡ya ando en el “Volga”! Dio portazo y se fue a toda prisa.
    El georgiano apretó los dientes y sigue el camino. Pasa un rato y lo adelanta un lujoso “Mersedes”, este se frena, cruzando el camino y del “Mersedes” baja un georgiano aun mejor vestido, que el primero.
    – ¡Sinvergüenza! ¿¡Como te atreves de avergonzar tanto la nación!? ¡Pasó solo un medio año desde que yo había salido de la carcel, no obstante ya ando en “Mersedes”! Dio portazo y se fue a toda prisa.
    El georgiano dice entre dientes: “¡Pasó un año después de la carcel!”, “¡Medio año después de la carcel!” ¡Déjenme siquiera llegar de la carcel hasta mi casa!

    Un joven georgiano presenta examenes en el coservatorio de Tbilisi. Y claro, que ya se fueron conectados todos los enchufes. El dinero ya fue pagado a todos, a los que había que pagarlo. Pasa exitosamente todos los examenes. Le queda solamente el solfeo. Le dicen:
    – Es muy sencillo. Nosotros presionamos una teclita del pianito y usted adivina… Esta bien? El da las espaldas, escucha la nota cogida y luego …señala con el dedo a uno de los profesores y dice: ¡Pulsaste tú, cabrón!

    Dos georgianos ven una pelicula. En la pantalla los alpinistas trepan por una roca vertical.
    Un georgiano:
    – ¡Este ahora se va a caer!
    – ¡No, no se va a caer!
    – ¡Apuesto un millón, que sí!
    Se acaba la pelicula, el alpinista no llegó a caerse. El perdedor saca del bolsillo un millón. Pero su amigo le dice:
    – Perdona, Guivi, no puedo aceptar tu dinero. Esto fue una broma – es que ya ví la pelicula antes.
    – Pues, tranquilo, hermano, yo también la ví…

    Y culminando el capítulo, dedicado a los georgianos, les doy un chiste de los tiempos contemporaneos.

    – Un ruso llega a Georgia. Por la mañana sale del hotel y va a un quiosco a comprar unos fósforos. Da 20 kópeks y el vendedor con orgullo le devuelve 10 kópeks del cambio. El ruso esta muy sorprendido:
    – ¡Anda! ¡Nunca ha sido así en Tbilisi!
    – ¡Que dices! – agita los brazos el vendedor. – Ahora todo se cambió! ¡Vivimos la democracia! Shevarnadze dijo, que ¡es una vergüenza, cuando cuentan sobre los georgianos, que somos flojos y avariciosos, que no queremos trabajar! Eso se acabó. ¡Basta ya!
    El ruso le dice: ¡Que bien, es fantástico, que Dios los bendiga! A propósito, déme los fósforos…
    – ¿Fósforos? – se asombra el vendedor – ¡Los fósforos no los hay!”.